lunes, 30 de julio de 2012

Las epífitas - jardines sobre los árboles

Microgramma, Huperzia, Tillandsia, Peperomia...4 epífitas juntas

Epífitas y no parásitas

Uno de los rasgos más notables de los húmedos bosques tropicales es la abundancia de plantas que crecen encima de los troncos y ramas de los árboles. Esto es particularmente cierto en los bosques de montaña, donde la nubosidad es máxima y las plantas casi nunca carecen de agua. Este tipo de plantas que crecen encima de otras plantas son conocidas como “epífitas”. Aunque las personas a menudo creen que las epífitas son parásitas, la verdad es que no lo son. Sus raíces no penetran dentro de sus árboles anfitriones y no les succionan alimento. Más bien, estas raíces sirven para agarrar con fuerza a las plantas a la superficie de los árboles que las sostienen. Las raíces toman humedad y nutrientes que se encuentran sobre la corteza, en la capa de materia orgánica, líquenes y musgos que la cubren.

 

La variedad de epífitas

Las espectaculares flores de la epífita Masdevallia arminii
Varios grupos de plantas tropicales se han adaptado de manera especial a la vida como epífitas. Entre los más notables se cuentan las orquídeas, las bromeliáceas, las aráceas, los helechos y algunas plantas pertenecientes a la familia de la pimienta (piperáceas) y de las ortigas (urticáceas). Llama mucho la atención que no son sólo plantas pequeñas las que tienen una vida epífita. Grandes árboles también pueden pasar su juventud como epífitas, germinando sobre otros árboles y lanzando sus raíces hacia el suelo. Poco a poco, las raíces y copa de los árboles epífitos envuelven al árbol anfitrión y pueden llegar a ahogarlo por completo. Y en su lugar queda en pie un nuevo árbol, posiblemente un higuerón, abrazapalo o matapalo (Ficus), el grupo más grande de árboles que crecen sobre otros árboles.

 

Vida dentro de las epífitas

Pequeñas orquídeas epífitas
Gracias a las epífitas, la diversidad de los bosques tropicales es más grande. En muchos bosques de montaña, cerca del 20% de la flora presente corresponde a plantas que crecen encima de otras plantas. La densidad a la que crecen las epífitas en los bosques más húmedos forma auténticos jardines, llenos de flores y de verdor. En estos húmedos jardines, a metros por encima del suelo, vive una amplia gama de animales, incluyendo insectos, arañas, ciempiés, milpiés y otros invertebrados; ranas, que ponen sus huevos dentro de las bromeliáceas; y aves como carpinteros, furnáridos, trepatroncos, tangaras y otras, que se alimentan de todos estos animalitos o que comen los frutos de ciertas epífitas.


Tillandsia biflora. Dentro de las rosetas de las bromeliáceas viven muchos animales

No hay comentarios:

Publicar un comentario