miércoles, 12 de junio de 2013

Búhos en la ciudad

El encuentro

Búho orejudo (Asio stygius) - H.G. Fischer - 2010
La semana pasada, cuando saqué a pasear a mi perra a un parque en Bogotá, era muy temprano, casi de noche. Medio adormilado, podía alzar la cabeza y ver el cielo oscuro que apenas insinuaba el azul que iba a mostrar poco después. Mientras miraba hacia arriba, vi un objeto caer desde un alto pino; descendía muy suavemente, como si fuera una hoja de papel o una bolsa de plástico. Me acerqué al sitio donde se posó en el suelo... ¡y resultó ser el ala de un pájaro! Un ala fresca, además, ya que en la base donde había sido arrancada se veía un poco de sangre. Inmediatamente lo supe: encima de mí había un búho tomando la última comida de la noche. Miré hacia arriba y, luego de buscar un rato, vi su silueta aleteando para mantener el equilibrio en lo más alto del árbol. Por su gran tamaño fue fácil identificarlo: un búho orejudo (Asio stygius). Sonreí. Ya me había topado varias veces en la ciudad con búhos de esta especie; y era la primera vez que veía uno comiendo. Siempre da gusto descubrir que la ciudad no es sólo una ciudad de humanos. También es una ciudad de búhos.

Ojos observadores

Currucutú (Megascops choliba) - D. Sherony - 2010
Ver bien un búho no es nada fácil. Estos animales pasan todo el día durmiendo en un sitio alto y oscuro. Quizás en un nicho dentro de un edificio, quizás en lo alto de un árbol, donde el follaje es más espeso. Sólo salen a volar ocultos por la oscuridad de la noche. Si los vemos entonces, será simplemente una silueta, grande y cabezona, pasando sigilosamente. Es por eso que para registrar búhos, los observadores de aves expertos cuentan más con detectar sus ululares y graznidos particulares, únicos para cada especie. A veces tenemos suerte y podemos encontrar un búho durante el día, cuando está descansando. Así fue la primera vez que vi un búho orejudo, sentado en lo alto de un árbol, en uno de los sitios más concurridos de la Universidad Nacional. Era muy curioso ver al enorme pájaro mirando a los cientos de transeúntes que pasaban debajo de su árbol, al tiempo que todos estos cientos de transeúntes no eran conscientes de que estaban siendo observados. Quizás nosotros no hayamos visto un búho. ¡Pero seguro habremos sido observados por alguno!

Búhos y dieta

Lechuza común (Tyto alba) - D. Daniels
¿Qué búhos hay en Bogotá? ¿Y qué comen? El búho orejudo del que hablamos se alimenta sobre todo de pájaros y de murciélagos. Al parecer, le gusta mucho comer palomas. En parques grandes de Bogotá también se escucha ocasionalmente el canto del currucutú (Megascops choliba), un búho pequeño, de apenas 23 cm de longitud; este búho se alimenta principalmente de insectos grandes, complementados con algún ratón. En los humedales de Córdoba y de La Conejera se registra al búho rayado (Pseudoscops clamator), cazador de pequeños mamíferos e insectos grandes. La lechuza común (Tyto alba) es común por toda Bogotá; en sus recorridos nocturnos, este pájaro parecido a un fantasma se dedica casi completamente a la cacería de ratas y ratones. Palomas, insectos, ratones...mientras la ciudad tenga alimento en abundancia, los búhos estarán ahí, haciendo su vida en forma paralela a la nuestra, mientras permanecen ocultos y silenciosos.

P. S. Al día siguiente de nuestro encuentro, regresé al sitio donde vi comiendo al búho orejudo para revisar los restos de su comida...resultó que el ave que atrapó era una tingua o polla azul (Porphyrio martinicus). La tingua es un ave acuática que realiza migraciones nocturnas entre diferentes humedales. Me imagino la extraña escena de un ave de humedal pasando por la mitad de la ciudad en medio de la noche...sólo para ver su migración interrumpida por un gran búho bogotano que la convirtió en su cena...

4 comentarios:

  1. Muy bacana la entrada.
    En Medellín, donde vivo, hay búhos también. He visto 2, relativamente pequeños.
    A un amigo se le metió uno al apartamento, mirá una foto: https://fbcdn-sphotos-c-a.akamaihd.net/hphotos-ak-ash4/420706_10150650602382228_530491173_n.jpg

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante el buhíto: es un currucutú (Megascops choliba)

      Eliminar
  2. Hola Mateo, tengo ganas de fotografiar esta especie. ¿Que lugares de Bogotá o cercanos a la ciudad recomiendas para avistarlos? Sé que a veces es cuestión de estar de buenas...Saludos

    ResponderEliminar
  3. Creo que hay un buho en un rincon de la cornisa del edificio vecino lleva varias semanas ahi. Quisiera saber si es bueno reportarlo ante alguna institución
    Clara

    ResponderEliminar