lunes, 23 de febrero de 2015

Murciélagos en Bogotá

Murciélagos y climas

Anoura geoffroyi - NBII
Los habitantes de Bogotá que de vez en cuando bajamos de esta ciudad a zonas más bajas, podemos sorprendernos con la cantidad de murciélagos que se encuentran en las vertientes y llanuras de clima templado y caliente del país. En las zonas bajas, los murciélagos hacen parte de la fauna visible y común de cada región. No es más que sentarse alrededor de las seis de la tarde en un sitio con algunos árboles grandes y mirar el cielo mientras cae la noche. Al momento, empezaremos a ver sus oscuras siluetas en vuelo, rápidas y erráticas, aleteando aquí y allá. Y, si vencemos nuestro miedo y prejuicios hasta estos animales, les damos la atención que merecen y los miramos con cuidado mientras vuelan, podremos ver que hay murciélagos grandes y murciélagos pequeñitos, murciélagos que vuelan alto y murciélagos que vuelan cerca del piso. Incluso, si tenemos buen oído, quizás percibamos el sonido de sus aleteos y los agudos tintineos que estos animales producen para orientarse.

 

Los (pocos) murciélagos de Bogotá

Luego de narrar esta escena de atardecer de clima caliente, podemos compararla con lo que se ve en Bogotá. En esta ciudad podemos quedarnos sentados a las 6 pm y esperar la noche y lo más probable es que no veamos ningún murciélago. De hecho, viviendo en Bogotá y experimentando diariamente la ausencia de estos animalitos voladores, podemos llegar a pensar que aquí no hay murciélagos en absoluto. Es verdad que en las zonas de clima frío, por encima de 2500 metros de elevación, los murciélagos son mucho menos comunes y diversificados que en zonas bajas. Sin embargo, sí existen especies de murciélagos que se han adaptado a las zonas altas de montaña y varias de estas especies viven en Bogotá. Son pocos, pequeños y discretos, es cierto, lo que dificulta encontrarlos. Pero a veces, con suerte, podremos ver un murciélago pequeñito, quizás en veloz vuelo, quizás revoloteando a toda velocidad alrededor de un guayacán de Manizales (Lafoensia) tomando el néctar de sus flores.

 

Murciélagos de altura

Lasiurus cinereus - Felineora - 2013
Los murciélagos de clima frío se componen de los siguientes grupos principales. Murciélagos nectarívoros (Anoura), caracterizados por sus hocicos agudos y larga lengua, adaptados para tomar néctar y polen de las flores al mejor estilo de un colibrí. Murciélagos de hombros amarillos (Sturnira), los cuales se alimentan de frutos, sobre todo de plantas del género Solanum (frutillos, tomatillos). Murciélagos de cola larga (Eumops, Tadarida) que se alimentan de insectos grandes atrapados en alto vuelo. Y una variedad de pequeños murciélagos verspertiliónidos cazadores de insectos, que incluyen los murciélagos cafés (Eptesicus), murciélagos orejas de ratón (Myotis), murciélagos de cola peluda (Lasiurus) y murciélagos orejudos (Histiotus). Estos dos últimos géneros de murciélagos (Lasiurus e Histiotus) son quizás los que mayores elevaciones alcanzan en el país: se han registrado a alturas cercanas a 3500 metros sobre el nivel del mar.

2 comentarios:

  1. Me parece interesante esta publicación, sería genial si me ayuda ud. a conseguir fuentes de inventarios de quirópteros para Bogotá y/o zonas aledañas

    ResponderEliminar
  2. Me parece interesante esta publicación, sería genial si me ayuda ud. a conseguir fuentes de inventarios de quirópteros para Bogotá y/o zonas aledañas

    ResponderEliminar